Despedía a su hijo por última vez cuando desde el cielo ve una señal que él le manda

En el cielo se forma el rostro de un niño y la forma de un corazón durante el funeral de Bradley Lowery, un suceso impresionante para muchos.

“Tomé la fotografía en el funeral de Bradley, un poco subrealista al buscar un corazón azul formado entre nubes sobre la iglesia, pero la foto ha revelado un suceso más”, publicó Mark Shields en una publicación de Facebook que ha dejado aturdidos a varias personas.

Observa el rostro de su hijo en las nubes en día de su funeral

Más de tres mil personas utilizaban la camisa de fútbol para rendirle un gran homenaje al pequeño de 6 años de edad, quien ha inspirado a una gran cantidad de personas, en la mina de carbón de Blackhall. El pequeño lucho contra el neuroblastoma del cáncer infantil pero no ganó la batalla al perder la vida a una corta edad.

Su cuerpo fue trasladado a la ceremonia por medio de un carro de cristal dirigido por dos caballos blancos adornados con el equipo de Sinderland de Bradley amado por el chico. Además una línea de superhéroes preferidos por el pequeño se encontraban fuera de la iglesia de San José. Elvis Presley canto “Can not Help Falling in Love”, por su parte la madre leyó el poema con la frase “Nos encontraremos de nuevo”.

Defoe utilizó una camiseta de Bradley con el número 6 en la espalda pero al no resistir el llanto se metió a su coche para esperar que todos se dirigieran al cementerio cercano. Además los jugadores de Sunderland John O´Shea, Vito Mannone, Lee Cattermole y el ex entrenador David MOyes hicieron presencia en la Iglesia Católica San José. La familia hizo un comunicado para que las personas que no pudieran acompañarlos utilizaron los colores favoritos del pequeño en su trabajo y estudio, con una donación de 1 libraesterlina a la Fundación Bradley Lowery.

El pequeño falleció de neuroblastoma uno de los cáncer más raros del mundo y que logró captar el corazón de varios futbolistas y aficionados del país. Defoe regresó de su entrenamiento en España para ir al funeral. Lanzaron globos en el estadio de Sunderland de la cruz al medio día y después se dirigieron a la ceremonia privada en el crematorio.

Carl y Gemma Lowery los padres de Bradley dijeron que en vez de flores deseaban tener donaciones a la fundación en nombre a su hijo. “Adiós mi amigo, te voy a extrañar mucho. Me siento bendecido al dejar que Dios te trajera a mi vida y compartir momentos increíbles por lo que estoy agradecido”, escribió Defore en una publicación. Un suceso trágico para la familia al anunciar en la Navidad pasada que su cáncer era terminal.

No cabe duda que la muerte del pequeño ha destrozado el corazón de muchas personas, por lo que muchos han dado donaciones las cuales han llegado a más de 1 millón de euros con el fin de poder ayudar a más pequeños con este problema y combatir la muerte en quienes tienen un futuro grande por delante.